IFEMA Madrid

30 noviembre & 1 diciembre 2022

A@W Newsletter

El Cabanyal: Rehabilitar un barrio popular

28 abril 2022

Este conjunto histórico de raigambre marinera en la ciudad de Valencia, hoy vive una progresiva rehabilitación arquitectónica.

 

por Marta Rodríguez Bosch

 


Casa-Taller en el Cabanyal, proyecto de los arquitectos Alberto Burgos y Teresa Carrau. © Germán Cabo

 

Antiguo núcleo marinero de pescadores, hoy integrado a la ciudad de Valencia, el Cabanyal ostenta una trama en retícula y seduce por su carácter de barrio popular. Tras décadas de degradación, actualmente experimenta un resurgimiento y, con la declaración de Bien de Interés Cultural, todo el conjunto histórico ha quedado protegido. La peculiar trama del Cabanyal deriva de las antiguas alineaciones de las barracas paralelas al mar Mediterráneo, que construyeron los pescadores y luego devinieron casas, dispuestas en largas calles.

 


Plano antiguo donde se aprecia la trama urbana resultado de los primeros asentamientos.

 

Hoy cada nueva rehabilitación en el Cabanyal suma, y los despachos de arquitectura que intervienen en el lugar coinciden en el reto que supone, por lo genuino de la zona y los valores históricos a conservar. A fin de adaptar el legado a la realidad presente, en su proyecto de reforma de la Casa-Taller en el Cabanyal, el estudio de arquitectura de Alberto Burgos y Teresa Carrau anexaron a la vieja casa, un nuevo volumen prefabricado. Este tiene por misión dotar de instalaciones a la vivienda (con el baño y cocina) y ampliar el espacio habitable. Una actuación que se propone no solo como resolución de una vivienda particular, sino también como un sistema y ejemplo repetible.

 


El proyecto de Burgos-Carrau incorpora un nuevo volumen prefabricado que aloja las instalaciones. © Germán Cabo

 

“Inyectar sistemas constructivos contemporáneos a una trama histórica, dejar caer un prefabricado (dos módulos dominó 3x6) para dotar de instalaciones a una encantadora vivienda de época. Yuxtaponer lo técnico a lo tectónico, una construcción en seco a base de acero y paneles de policarbonato junto a los tradicionales morteros de cal y cubiertas de teja. Construcción ligera, en masa y tiempo, casi industrial, frente a la serenidad atemporal de lo artesanal”, sintetizan Burgos y Carrau. 

 


El proyecto Rei 164 incluye materiales que recuerdan los empleados en las antiguas construcciones de la zona. © Mariela Apollonio

 

DG Studio, formado por los arquitectos Isabel Roger y Daniel González, firma la reforma de una vivienda para una escritora en la última planta de un edificio catalogado del Cabanyal, que ha mantenido la esencia original. Señalan que proyectar en barrios con tanta tradición y singularidad como este siempre es un reto. “Consideramos muy importante que cada intervención realizada se mimetice con el lugar, y los usuarios se sientan identificados con el barrio a través del espacio que habitan”.


En el proyecto destacan la relevancia de los materiales utilizados (pavimento cerámico de tonos rojizos en el suelo, madera natural, recuperación de puertas originales), con objeto que la nueva vivienda se integre en el barrio, pues son materiales que recuerdan  las antiguas construcciones de la zona. La ubicación de la vivienda les permitió jugar con diferentes alturas, que varían en función de los espacios y su importancia, ganando luz y metros cúbicos. Alcanza los cinco metros en la sala central y zona de día, dotándola de unas  nuevas proporciones más contemporáneas.



DG Studio ha intervenido en la última planta de un edificio con la característica fachada revestida de coloristas azulejos. © Mariela Apollonio

 

Las coloristas fachadas  revestidas con azulejos cerámicos constituyen otro de los rasgos distintivos del Canbanyal. Son el resultado de un gusto por la vistosidad y ornamentación alegre, en un periodo donde trabajo artesanal y arte popular se unieron. Muchas de estas viviendas fueron autoconstruidas por quienes las habitaron lo que confiere al conjunto una notable variedad. La vivacidad de sus fachadas coincide con el periodo Modernista, en el cambio de siglo XIX a XX, que ensalzó las artes decorativas y aplicadas. Un movimiento que sin duda influyó en la fisonomía del barrio, aunque desde la perspectiva más popular.

 

En el documentado estudio  Cabanyal 2020: Rehabilitación sin destrucción, su autor Luís Veracruz precisa: “La calidad de su arquitectura no depende exclusivamente de edificaciones históricas singulares, sino que se fundamenta en el conjunto en si como arquitectura integral, con unas morfologías y tipologías que van íntimamente unidas”.  

 

Si bien en el siglo XIII las primeras familias de pescadores se asentaron allí, para estar cerca de la actividad que les proporcionaba recursos económicos, no fue hasta el XV que recibió el nombre de Cabanyal. En el XVIII se contabilizaban dos centenares de construcciones de tipo barraca. Y, finalmente, en el siglo siguiente  se constituyó con ayuntamiento propio como pueblo autónomo, evolucionando su arquitectura hasta lo que es hoy, ya como barrio de la ciudad de Valencia.

El Cabanyal: Rehabilitar un barrio popular
Volver al resumen

A@W Newsletter

Manténgase informado, suscríbase a nuestra newsletter mensual.

>> Suscríbase

¿Le interesa tener visibilidad en nuestra newsletter?

>> Haga clic aquí

Patrocinadores

Lighting partner

En cooperación con

 

Media

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Design & Plan