IFEMA Madrid

24 & 25 noviembre 2021

A@W Newsletter

Urbanismo a favor del paseo

25 mayo 2021

Una reflexión sobre el valor de caminar por la ciudad y sus confines, con proyectos que lo propician. Andar como necesidad innata, un modo de explorar el entorno y habitar los lugares.

Por Marta Rodríguez Bosch



Jardines del Doctor Pla i Armengol en Barcelona, proyecto de Anna Planas y Chiara Segatti.
© Quim Bosch

Cuando el género humano tuvo garantizada la supervivencia, en alimentos y refugio, y ya no necesitó transitar los espacios para subsistir, comenzó a caminar para explorar su entorno. De las ciudades surgiría la figura del fláneur, ese personaje que deambula. Walter Benjamin en el siglo XIX lo definió como un explorador de la ciudad, un espectador urbano. Hoy es un ser cosmopolita que, sin embargo, necesita nuevas vías por las que recorrer su propia ciudad y ensanchar posibilidades. En el XXI  el paseante anhela, también, planteamientos urbanísticos que le acerquen a la Naturaleza, que en muchos casos quedó lejos.

Los proyectos de paisajismo que se implementan en una ciudad modelan nuevos significados culturales en ella. Y con el trazado de caminos inéditos se reafirma la apropiación y mapación del territorio. La pandemia ha puesto de relieve la necesidad innata humana de caminar. De circular por el terreno de lo público, que solo así se convierte en área habitada. Andar es una función vital y cada  proyecto urbano que propician el paseo y el descubrimiento hay que celebrarlo. Desde distintas estrategias, son cada vez más las intervenciones que, además, abogan por la renaturalización de la ciudad y el espacio periurbano. Esa zona intersticial dejada libre de la aglomeración es una gran reserva del tesoro a preservar.



La Senda Río-Barrios en la Vega Baja de Toledo, España. Del equipo de arquitectos Álvarez-Bernalte-Blanco-González-Sánchez.

La ciudad siempre gana cohesión cuando las personas caminan por ella. Solo andando conocemos bien el territorio. El proyecto de la Senda Río-Barrios en la Vega Baja de Toledo, desarrollado por el equipo de arquitectos Álvarez-Bernalte-Blanco-González-Sánchez, traza un nuevo recorrido desde el núcleo histórico de Toledo hasta el rio Tajo, favoreciendo una transición entre el territorio artificial de la ciudad y el borde natural del cauce fluvial. A fin de evitar una intervención agresiva, el proyecto se inspira en el carácter de los senderos que tradicionalmente han atravesado la vega entre huertas, a la vez que acerca a los visitantes a los restos arqueológicos encontrados en la zona.


Jardines del Doctor Pla i Armengol, una nueva isla verde de 3.6 ha para los habitantes de Barcelona. © Quim Bosch

Cuando andamos damos sentido al espacio público y a lo común. En su tránsito de jardín histórico privado a espacio verde público, los Jardines del Doctor Pla i Armengol en el barrio del Guinardó de Barcelona, optan por un grado de urbanización mínima, preservando el elevado número de árboles de gran porte, y brindan al paseante recorridos y zonas de estar de pequeño formato para disfrutar del espacio verde y el recuperado patrimonio histórico de fuentes, balaustradas, pérgolas y balsas. Es una nueva isla verde de 3.6 ha, proyectada por las arquitectas Anna Planas y Chiara Segatti, que cierra los límites con un seto vivo de sauce, de hoja perenne, como reclamo y fachada de lo que acontece en el interior.


Trazado de recorridos en el bosque de la ciudad de Iława, Polonia. De Landcape Architecture Lab. © Aleksandra Matyas

Los bosques son el nuevo reto para la ciudad sostenible actual. En la restauración del bosque urbano de Iława, Polonia, a cargo de Landcape Architecture Lab, el objetivo ha sido revivir un área natural abandonada mediante el uso seguro del espacio, para un amplio rango de usuarios, en una actuación sutil a favor del ecosistema. A la vez, se ha convertido en un ejemplo único de conciencia ambiental tras un intenso proceso de participación. Es una intervención que ofrece la oportunidad de contactar con el bosque e introduce nuevos canales de percepción del espacio natural para el paseante.



El Parque del Museo de Historia Natural en St. Gallen, Suiza, de Studio Vulkan. ©  Das Bild

Ante al proyecto del Parque del Museo de Historia Natural de St. Gallen, en Suiza, Studio Vulkan se preguntó ¿cómo diseñar un parque que inspire la contemplación sobre la historia natural ubicado irónicamente sobre un túnel de la autopista, rodeado por la periferia urbana ruidosa y heterogénea? Mediante un fondo de bosque atmosférico han filtrado el contexto, que facilita a los visitantes sumergirse en el juego del parque sobre temas de naturaleza. Enormes "peldaños" de hormigón portan mensajes poéticos y científicos, funcionando como losas del camino y exposición. Bastantes cuestiones podrían formularse los urbanistas y paisajistas de hoy. Tal vez una fundamental sería: cómo propiciar que las personas caminen con ritmo propio por la ciudad.  

 



















 

Urbanismo a favor del paseo
Volver al resumen

A@W Newsletter

Mantente informado, suscríbete a nuestra newsletter mensual.

>> Suscríbete

¿Te interesa tener visibilidad en nuestra newsletter?

>> Haz clic aquí

Media

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En cooperación con

 

Design & Plan